24 mayo 2012

¡GRANDE!



Un par de veces en la aldea y ninguna en fecha. Me temo que se me pasó el momento. Me impresionó la ermita: limpia, espartana, elemental. Hacía esfuerzos y no podía imaginar lo que allí, en estas fechas, sucede cada año. No es por religión, es por algo que sobrecoge. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada