29 mayo 2012

El mayordomo, ¡cómo no!

Al Papa (sin acento, apostólico y romano) le están levantando documentos `secretos´. Secretos, los sabrosos secretos del Vaticano Un topo, dicen. Es más sencillo: se trata del mayordomo. 

Buscan cómplices. Sospechan que el mayordomo no trabajaba solo. ¡Pues claro que no! ¡El diablo. Es el diablo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada