07 mayo 2012

De cómo una imagen crea un mito

Me he acordaddo, y no sé por qué, del Che. De su foto. Una imagen que veneran miles de jovenes sin conocer al personaje. Miento, es posible que sepán quién es el personaje: un revolucionario latinoamericano. Y poco más. Nada más


Y todo, sí todo por una foto. Un clic afortunado, de los que se convierten en mito. Sin fondo, con forma.


Tan buena es la foto que se convierte en icono de la rebeldía y de la juventud "comprometida". Sobretodo cuando se comprobó que tuneada quedaba de guten en las camisetas y en los posters que cuelgan los jovenes burgueses en sus habitaciones. Oye, mira, al menos no son tías en pelotas. O tíos. Es maleable, da juego. Otra cosa es el tipo, ese hizo daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada